jueves, 31 de julio de 2008

arqueología





1 comentario:

BIEL CALDERÓN RINCÓN dijo...

¿Tangas? Ya no saben que cosa meter en una expendedora...

La de las señoras de rojo, esa foto, no tiene desperdicio alguno. Que mirada y que pose!

PD:: coincidí con tu amigo fotógrafo de moda en el concierto